jueves, marzo 03, 2011

SOMOS LÍDERES EN ALGO!

No me gusta copiar y pegar información tal cual, pero 1.me aburro, 2.soy un vago

4.900 personas están sin trabajo después de que en febrero se perdieran otros 124 puestos laborales

El comienzo del nuevo año en Irun ha sido demoledor en términos de empleo. En dos meses, la ciudad ha perdido 400 trabajadores que han pasado a engrosar una lista de desempleados que agrupa ya a

4.900 irundarras. Los 4.865 de marzo del pasado año quedan superados con la cifra más alta desde que estalló la crisis a mediados de 2008.

Unos meses antes, en febrero de aquel 2008, la ciudad contaba 3.243 personas que querían trabajar y no podían. 1.657 personas más se encuentran ahora en esa misma condición. Un incremento del 51%.

Casi en el mismo porcentaje de aumento (50%) está Hondarribia, que en este mismo periodo de tres años ha pasado de 594 desempleados a 893. En su caso el mes de febrero no ha sido tan negativo. Mientras en Irun se cerraba con 124 parados más, Hondarribia frenaba la sangría de las cifras padecidas los meses anteriores para perder sólo 8 trabajadores en activo. Su tasa queda ahora en el 10,9%.

En su conjunto, la comarca del Bidasoa ha perdido 132 puestos de trabajo. Representa poco menos de la tercera parte de los 434 empleos desaparecidos este mes en Gipuzkoa. Con 5.793 parados, la comarca alcanza una tasa del 14,7%. Aunque Tolosaldea Bajo y Deba han registrado un comportamiento relativo aún peor al cierre de febrero, Bidasoa sigue siendo la comarca con mayor índice de desempleo del territorio. Los motivos de los malos resultados en el pasado mes hay que buscarlos en los más de 124 empleos que perdió el sector servicios. La construcción cerró con 18 parados más y la única y muy leve mejora cabe encontrarla en un sector industrial que generó algo de empleo (9 puestos).

«Las medidas no funcionan»

La delegación de Oarso-Bidasoa del sindicato ELA presentaba ayer su valoración de lo que ha supuesto este mes de febrero en términos de empleo. Subrayaban sus representantes que «son ya 457 personas las nuevas paradas en estos dos primeros meses del año (en la comarca). Seguimos cayendo en picado y eso demuestra que las medidas que se

están tomando no sólo no favorecen la creación de empleo, sino que lo agravan». Creen que tras la reforma laboral «la gente sigue yendo a la calle, incluso más que antes, sólo que más fácil y con menor indemnización». También señalan que «recortar o congelar los salarios aumenta el paro» y critican al Ayuntamiento de Irun por ser «entusiasta seguidor de estas medidas regresivas. Si a los que todavía trabajamos nos recortan los sueldos, consumimos menos y ello provoca más paro en la actividad comercial de Irun y Hondarribia, donde el sector servicios tiene gran peso».

diariovasco.com

1 comentario:

Harris Castillo dijo...

En algo teníais que ir primeros joder!! Mira Urola-costa!! de los más guays del barrio somos. Tío necesitamos un puto curro pero ya!